El Hombre que fue salvado por un tritón ( durante el huracán Katrina )

Desde hace cientos de años han existido historias sobre sirenas, mujeres con cola de pez que habitan en las profundidades del mar, y es que es difícil negar su existencia sabiendo que el ser humano solo conoce una mínima parte del Océano, dentro de este tema también se habla del género masculino de estos seres, los tritones, que son seres de apariencia similar a los humanos pero

con cola de pez al igual que las sirenas y sobre ellos son pocos los relatos que podemos encontrar, se dice que esto se debe a su gran agilidad para ocultarse de las personas y que son mucho más huraños que las sirenas, pero que de vez en cuando es posible encontrarlos y de maneras inimaginables, como el relato que te contaré a continuación.

Ocurrió en Estados Unidos 23 de agosto del año 2005, el Huracán Katrina se formó sobre las Bahamas y cruzó el sur de Florida como un huracán de categoría 1 moderado, que causó perdidas humanas e inundaciones, antes de fortalecerse rápidamente en el Golfo de México el 26 de agosto, Mississippi activó su guardia nacional en el marco de acciones preventivas de cara a la llegada de la tormenta y el gobierno estatal puso en marcha el centro de operaciones de emergencia al día siguiente y las corporaciones locales empezaron a emitir órdenes de evacuación hacia las 6 pm.

 

El 28 de agosto, 41 condados y 61 ciudades tenían órdenes de evacuación y se habían montado 57 campamentos de refugiados en las comunidades costeras. El 29 de agosto, el huracán Katrina se aproximaba a tierra en Luisiana, Nueva Orleans, como categoría 4, se activaron las alarmas y cientos de guardacostas, bomberos y policías se encargaron de evacuar las zonas más peligrosas, es ahí donde comienza la historia de nuestro protagonista.

Ese día, Rodolfo Carter, un señor que trabajaba como guardacosta en Nuevo Orleans, se encontraba al Sureste de EEUU, ayudando a evacuar a las personas de todas las zonas de peligro, el huracán estaba a punto de tocar tierra así que Rodolfo subió a su camioneta y emprendió camino al refugio, las ráfagas de viento eran muy fuertes y a Rodolfo le costaba ver por el cristal del vehículo, de repente vio más adelante a un joven, un chico con apariencia latina de unos 19 años, estaba dentro del mar, nadando entre las marejadas, Rodolfo estacionó su vehículo y se acercó a la playa para intentar auxiliar al joven, intentaba comunicarse con el chico pero este parecía no estar ahogándose, se mantenía entre las enormes olas como su estuviera en un día normal en la playa.

Minutos después, Rodolfo lo perdió de vista y pensó que se había ahogado, triste por no haber podido ayudar al joven, Carter subió a su camioneta, las olas en ese momento ya pasaban los 4 metros de altura, el huracán ya había entrado en Nueva Orleans y Rodolfo intentaba alejarse lo más que podía del mar, la carretera ya era alcanzada por el agua, Rodolfo notaba que una especia de sombra dentro del mar lo acompañaba, Carter pensó que podría ser algún delfín o tiburón.

Unos kilómetros más adelante, las ráfagas de viento tumbaron un árbol que cayó en la carretera y haciendo que Rodolfo perdiera el control del auto y cayendo de picada hacia el mar, debido a las grandes olas, Rodolfo fue rápidamente arrastrado por la corriente, trataba de forcejear para salir del vehículo pero era inútil, la presión del agua parecía haber sellado las puertas, Rodolfo en ningún momento perdió la conciencia y recuerda como a lo lejos comenzó a ver a aquel chico que kilómetros atrás se encontraba en el mar, éste se acercó a Rodolfo y lo ayudó a salir del vehículo, Carter dijo que el chico tenía una gran cola de pez y que rápidamente lo llevó hacia la orilla del mar

Gracias a él, Carter pudo salir y volver a la carretera en donde un señor que iba en una camioneta lo recogió, el hombre le dijo que había visto a lo lejos cuando su auto cayó al mar y el caballero le preguntó que donde estaba la otra persona que salía junto con él, a lo que Rodolfo solo pudo contestar: «Yo creo que él vive ahí». Carter le contó lo que había pasado y aunque el señor se mostraba escéptico, no podía encontrar manera de entender como el chico salió con Carter y después desapareció. Carter fue al refugio y días después del Huracán, regresó al mismo lugar donde había visto al joven, quizás podría agradecer lo que hizo por él, aunque estuvo todo el día en el muelle esperando para verlo, éste nunca apareció.

Fuente original  historiasymisterios.com

A continuación el video.

MAS   SOBRE  SIRENAS 

Please follow and like us:

Facebook Comments

Deja una respuesta